El fin del mundo fue domingo

El fin del mundo fue domingo

Camino por las calles desiertas de la ciudad. Esa dama —de nombre Soledad— me tiende la mano, galante, guiando mis pasos hacia ningún lugar. Me siento insignificante en su telaraña, me ahogo y muero en la calidez del líquido amniótico, para renacer reencarnado en otras vidas; lejos, muy lejos de esta dimensión: soy el humo … Sigue leyendo El fin del mundo fue domingo

Anuncios